Incorpora un procesador Octa-Core con 6 GB de RAM y tiene capacidad de almacenamiento de 128 GB.

Cuatro lentes potenciados con Inteligencia artificial, 128 GB de almacenamiento y 3.800 mAh de batería son algunos de los principales componentes del Galaxy A9, el primer celular con cuatro cámaras del mundo, que fue presentado en octubre por el fabricante surcoreano. El nuevo teléfono de la compañía llegó a este mes a Colombia a un precio que ronda los dos millones de pesos.

El fabricante surcoreano quiere convertir a este teléfono en el ‘paquete ideal’: gran rendimiento, diseño elegante y los mejores resultados en fotografía. Incorpora un procesador Octa-Core con 6 GB de RAM, presente en modelos de última línea, lo que facilita el rendimiento del dispositivo con varios procesos en simultáneo. Tiene capacidad de almacenamiento interno de 128 GB; ampliables mediante tarjeta microSD hasta 512 GB. Además, cuenta con pantalla Super AMOLED de 6,3 pulgadas y resolución FHD+.

Pero, sin duda, la principal apuesta es la cámara cuádruple posterior. La compañía busca que sus usuarios obtengan resultados sorprendentes en sus imágenes gracias a la combinación de hardware e inteligencia artificial.

Y para ello cada lente de las cámaras cumple una función diferente. La principal tiene un sensor de 24 megapíxeles con valor de apertura f/1,7 y es la que se encarga de dar la claridad y el brillo sin importar si la fotografía se toma en condiciones con poca o mucha luz. Integra una función de inteligencia artificial de reconocimiento de escenas que no solamente identifica el tipo de objeto para ajustar la configuración y obtener la mejor foto, sino que además, dependiendo de la captura, le permite escoger el modo de escena que más se ajuste a la misma, ya sea un retrato, un paisaje o una fotografía de interior.

El segundo lente es un teleobjetivo, encargado del zoom, con sensor de 10 megapíxeles y zoom óptico 2x, lo que permite tener un acercamiento a los objetos sin perder la calidad.

La tercera se enfoca en la profundidad de la imagen, es decir es la encargada de permitir el uso del modo retrato, el efecto bokeh y el desenfoque. Lo novedoso es que usted podrá administrar manualmente la profundidad de campo en las fotos lo que permite que gracias a este lente se logren desenfoques bastante naturales sin tener que lidiar con esos bordes que normalmente aparecen en las figuras cuando el desenfoque es hecho con software (es lo que hacen normalmente la mayoría de los dispositivos de gama alta). Tiene un sensor de 5 megapíxeles y una óptica con valor de apertura f/ 2,2.

Finalmente, la cámara con la óptica gran angular cuenta con un sensor de 8 megapíxeles, un valor de apertura f/2,4 y un ángulo de captación de 120 grados, muy superior a lo que generalmente ofrece el mercado que es 77 grados.

El teléfono, que además trae una cámara frontal de 24 megapíxeles y apertura 2.0, tiene una batería de 3.800 mAh y promete carga suficiente para todo un día en condiciones de uso cotidianas. Cuenta con Bixby, el asistente digital de Samsung, y otros servicios como Samsung Pay y Samsung Health.

El cuerpo posterior del Galaxy A9 está hecho en cristal 3D. Viene en colores negro, azul y rosado y cuenta con un diseño elegante y ergonómico.

FUENTE: TECNÓSFERA

Los comentarios están cerrados.